viernes, agosto 12, 2005

Tenis en Horsens



Foto: Pietro y yo después del partido (estos italianos son incapaces de tener mala pinta incluso después de un partido de tenis).

Jueves, 11 de agosto de 2005

Clase otra vez. Por lo menos hoy tuve unas 8 horas para dormir. Una vez terminado el suplicio (cada día se complica más esto de aprender danés), estuve comiendo con los italianos. Pasta otra vez. Mmmm. Hacía un día muy malo y la mayoría de Erasmus querían ir al Forum que es una especie de centro deportivo con muchos tipos de piscina. A mí no me apetecía demasiado así que me alegré muchísimo cuando Pietro me dijo que podíamos ir a intentar jugar a tenis al club de tenis de Horsens. Fuimos vestidos de calle con la bolsas y cuando llegamos parecía cerrado. Después apareció una señora y le preguntamos si habría alguna forma de jugar. Nos dijo que sólo los socios podían jugar y que llamásemos a un número para enterarnos. Quedamos un poco cabizbajos. Cual sería nuestra sorpresa al ver que vuelve y nos dice que si tenemos muchas ganas de jugar que lo podemos hacer en la pista 9. Resulta que el club eran 8 pistas de tierra batida perfectas y la famosa pista 9 era una especie de asfalto con redes y líneas pintadas de casualidad. Pero las ganas que teníamos nos hicieron olvidar todo lo demás. Jugamos un rato y me prestó por la vida.
Al marchar pudimos comprobar que estar en aquel club era como retroceder en el tiempo. La gente iba vestida como en los 8 y las raquetas y su estilo no eran muy modernos… Mandaremos un email a ver que pasa con el club, pero la cosa tiene mala pinta.

Volvimos a la residencia y comí otra vez con los italianos. Esta vez salmón y espinacas (¿Qué sano no?).
Después fuimos a una de las cocinas donde se organizan fiestas, pero la fiesta parecía muy aburrida así que Pietro y yo bajamos a otra cocina a ver si no había nadie. Por el camino nos encontramos con las chicas estonias y estuvimos hablando con ellas unas cuantas horas. Depués de tanto hablar Pietro y yo estamos un poco tristes, porque nos estuvieron hablando de su país y todo parecía triste. Poco a poco empiezo a valorar mucho más las costumbres españolas e italianas…

Para alegrarles un poco el día las invitamos a desayunar a mi habitación mañana así que tendré que hacer pantumaca a ver que pasa…

Buenas noches!

3 comentarios:

Miguel dijo...

"Se masca la tragedia"

Jillo ya empieza a desayunar con las estonas...

De la foto que subiste, parece muy guapa la chica de la izquierda. A ver si nos la traes por España algún día :P

Bueno, creo que voy a intentar llamarte ahora a ver qué cuentas.

Un abrazo!

hidrote dijo...

Muy buenas Jillo

hidrote dijo...

Perdón el mensaje anterior era de prueba.

Si aunque parezca increíble estoy escribiendo Jillo, se te hecha de menos.

Me alegro de que te lo estés pasando tan bien, sigue escribiendo que presta leer tus peripecias.

Bueno a ver si me mandas esa tecnología infinitamente mejor que messenger pa poder hablar contigo.

Bueno pues na más, en unas horas los fuegos.

Cuidate mucho gris.