miércoles, agosto 17, 2005

Martes de barbacoas

Martes, 16 de agosto de 2005

Ya era hora de volver a dormirme. Hoy teníamos clase a las 1015 pero me quedé medio dormido y no pude llegar antes de las 1030. El problema fue que hoy no teníamos clase en nuestro aula habitual, sino que hoy teníamos que ir a un aula con ordenadores que yo no recordaba dónde estaba. Así que después de dar vueltas por la universidad buscándola decidí mandar un mensaje a Helena preguntando. No me respondió. Pero sí me fue a buscar y me llevó de la mano hasta clase. Allí nos recibió con una sonrisa muy grande todos mis compañeros y también Jetta, que es nuestra profe de danés y es como una especie de madre. Después de la humillación estuvimos aprendiendo algunas pronunciaciones. Creo que ya se me han olvidado. Para comer me armé de valor e invité a Tilman a Jan y a Helena a una tortilla de patata. Esta vez salió todo perfecto. Llegué a la conclusión de que el problema la otra vez no fue la ejecución ni los ingredientes. Simplemente eran las sartenes. Utilizando la sartén de mi habitación todo salió a la perfección y yo pude ofrecer la famosa tortilla de patata a mis comensales todo orgulloso. Mañana me toca repetir a gran escala para demostrar a todos, incluidos los italianos mis capacidades culinarias.
De tarde hacía un día espléndido y no quisimos desaprovecharlo así que nos fuimos a hacer una mini barbacoa en un prao de la uni. Comimos algo y jugamos a voleibol. Después estuve corriendo con los alemanes. Se quejaban de que iba muy rápido, pero es que el caso es que ellos quieren correr exactamente 45 minutos para entrenarse para los partidos de fútbol. Es increíble lo exactos que son para todo.
Después decidimos preparar una mini barbacoa para cenar así que compramos algo y estuvimos poniendo las cosas al fuego. Después hubo una mini fiesta, porque la gente se quiere reservar para mañana que es la fiesta de inauguración del edificio verde donde se harán fiestas durante el resto del año.
Mientras estábamos tranquilamente charlando, aparecieron nuevos compañeros, en concreto una expedición rusa al completo. Desafortunadamente se marcharon pronto porque estaban cansados. Tengo ganas de conocer alguno, seguro que es gente interesante.
Para terminar la noche estuve paseando románticamente con Helena viendo las estrellas…

Buenas noches!

1 comentario:

Pauli-pau dijo...

Pero guille!! si tienes una auténtica nueva novia! que si de la mano q si tortilla q si estrellas...bueno, bueno, bueno... no tardasté na en capturar a alguien chaval! Mamá ya está histerica creyendo que os vais a casar y está algo preocupada con lo de las distancias, mira a ver si la tranquilizas de alguna manera. Un besinnnnnnn.
pauss